El activo más importante de toda empresa, independientemente de su giro, es el Recurso Humano, por lo que su condición de bienestar está intrínsecamente ligado a la productividad y éxito de las empresas u organizaciones.

Las personas que componen las organizaciones están expuestas a diferentes situaciones que afectan su salud y que deben ser atendidas, desafortunadamente, los servicios de salud que ofrece la institución social del Estado usualmente se traducen en tiempos muertos en espera de la atención requerida: consultas médicas, aplicación de análisis clínicos y dotación de medicamentos.

Durante todo este tiempo la empresa no está generando valor a través de esa persona que está siendo atendida en los servicios públicos o tradicionales.

En términos de medicina empresarial, existen dos grandes rubros que aprovechan las empresas y organizaciones para tener la certeza de contar con personal operativo y ejecutivo en condiciones de salud óptimas para realizar el trabajo.

Exámenes pre-ocupacionales

Se realizan tomando en cuenta los requerimientos operativos de cada cliente y pueden incluir las siguientes pruebas:




  • Estudios de laboratorio: como hemograma completo, eritrosedimentación, uremia, glucemia y orina completa.
  • Electrocardiograma (ECG): con evaluación cardiovascular realizada por cardiólogo.
  • Examen oftalmológico: agudeza visual – visión cromática – visión cercana y lejana.
  • Radiografía de tórax: frente con informe correspondiente.
  • Declaración jurada de salud: la misma es completada por el paciente y revisada punto por punto con el médico en consultorio durante el examen clínico.
  • Examen Físico: con informe y determinación de grado de aptitud.

Check Up para Ejecutivos

Es una evaluación médica completa que da una pauta definida sobre el estado general de salud de las personas más importantes para una empresa.

El conjunto de estudios debe ser abierto, completado de acuerdo a las necesidades específicas del personal a evaluar; pero a título informativo se detallan algunos de los exámenes que rutinariamente suelen componerlo:




  • Análisis de Laboratorio: (colesterol total, HDL y LDL, uricemia, triglicéridos, lípidos totales, fosfatasa ácida y alcalina, orina completa, entre otros)
  • Radiografías de tórax, columna lumbar y columna cervical
  • Examen clínico completo
  • Examen oftalmológico completo
  • Examen neurológico, con electroencefalograma
  • Examen neumológico, con espirometría
  • Examen ginecológico para personal femenino
  • Examen cardiológico con electrocardiograma y ergometría
  • Test de detección de drogas

Luego de la realización de los exámenes, se elabora un informe especial con sus resultados, que se entrega al responsable médico de la empresa solicitante, o al propio interesado en una consulta orientadora.


Para mayores informes sobre los diferentes tipos de análisis clínicos y servicios de medicina empresarial que requieras, contacta a nuestros asesores.